Jueves, 07 mayo 2020

Cómo llevar a un bebé en brazos correctamente

Un bebé recién nacido es muy delicado e indefenso y, generalmente, a los padres primerizos les genera inseguridad cómo deben cargarlo. Sin embargo, su apariencia frágil no quiere decir que pueden lastimarse con tanta facilidad, pues son muy flexibles. Solo hay que tener cuidado y prestar atención a las posiciones más apropiadas para manipularlos sin ponerlos en riesgo y en el que sientan seguridad, no sólo los padres, sino también el bebé. 

¿En qué forma se debe cargar a un bebé correctamente?

No es de extrañar que al principio los papás rodeen al bebé dudando por dónde tomarlo primero, pero este temor desaparece en pocos días. Lo más importante es que deben hacerlo con seguridad, pues, aunque no lo parezca, la sensación de seguridad se transmite al bebé. Al respecto, las técnicas para cargar a los recién nacidos son muy sencillas y en ellas el instinto juega un papel muy importante.

Veamos que ser debe tener en cuenta:

La forma más segura. ¡Siempre cuidar la columna del bebé!

Los bebés recién nacidos no controlan el movimiento de su cabeza ni son capaces de girar su cuerpo por sí mismos. Recordemos que los bebés son físicamente débiles y los músculos de su cuello aún no están desarrollados; es por ello que debemos proteger su espalda evitando arqueársela.

En primer lugar, quien lo carga debe mantener los pies al nivel de los hombros, doblar un poco las rodillas e inclinarse si el bebé está en una superficie baja. Esto permitirá distribuir adecuadamente el peso. Seguidamente, se desliza una mano por debajo de la cabeza del infante, evitando que se vaya hacia atrás; con la otra se sujeta la columna y se alza al bebé hacia el pecho utilizando todo el brazo y dejando despejada su nariz.

Mayor comodidad para el padre

Cargar a un bebé es una sensación muy placentera para los padres. Con ello se logra fomentar el vínculo de protección que se lleva de forma instintiva. Es importante que durante este proceso los progenitores transmitan confianza al bebé, pues éstos últimos sienten cuando los padres están nerviosos o incómodos. 

La postura de acunar es ideal para el bebé recién nacido. Es perfecta tanto para amamantarlo, pues el bebé aprende a tomar el pecho, como para interactuar con él, ya que padres e hijos pueden mirarse a los ojos mutuamente. En esta posición se debe asegurar su abdomen con la barriga de la madre, pero cuidando que su cabeza esté alineada con su cuerpo evitando que se ladee. 

Malas posturas para el bebé

Es vital tener claro que cargar mal al bebé, sacarlo de forma incorrecta de la cuna o trasladarlo de forma inapropiada puede generar lesiones en su columna. En este sentido, se deben evitar las siguientes posturas:

Cabeza y cuerpo en direcciones distintas

Esta postura puede hacer sentir adolorido al bebé, en especial a los recién nacidos. En todo caso, la misma siempre se debe evitar toda vez que puede afectar sus músculos, cuello y espalda.

Presionando las Fontanelas

Hay puntos muy sensibles en la cabeza del bebé que requieren manipularse con suavidad; recordemos que su cráneo aún no se ha unido o cerrado por completo, por lo que no se debe presionar nunca esta zona de su cuerpo.

Simulando que puede sentarse

De igual manera, cargar al bebé como si estuviese sentado es un error, debido a que puede generar lesiones en su columna. En todo caso, esta postura se puede intentar únicamente cuando el bebé comienza a sentarse de forma natural.

Errores más comunes al cargar un bebé

Aunque puede resultar abrumador todo lo relacionado con la llegada del bebé, es inevitable no cometer errores. En todo caso, la experiencia irá dando la destreza para no cometer las siguientes fallas:

No sostener con suficiente apoyo su cabeza 

Es un error que se puede corregir con facilidad a medida que se adquiere confianza y destreza. Al respecto, la cabeza del infante siempre debe contar con el debido apoyo.

Multitareas 

Debe evitarse realizar actividades diferentes al mismo tiempo, mientras se carga al bebé. Por ejemplo, es común que se quiera cocinar o limpiar los trastos cuando tenemos cargados al recién nacido. En todo caso, este es un grave error que puede poner en riesgo su seguridad.

Ser cargado por desconocidos 

Durante las visitas para conocer al bebé, la mayoría tendrá intención de cargarlos. Ahora bien, es justo en los primeros días cuando el bebé apenas empieza a desarrollar su sistema inmunológico, por lo que no es recomendable que personas ajenas a los padres lo carguen cuando tiene pocos días de nacido.

Dejarlos en una misma posición 

Esto los agota y estresa, además que les puede causar molestias y dolor en sus músculos.

El portabebés. Beneficios y riesgos

Estudios han demostrado que portear al bebé proporciona beneficios para su desarrollo emocional y físico. Su uso fortalece su independencia y seguridad ayudándolo a tener un sano crecimiento. Llevarlos cerca del pecho tiene efectos realmente positivos para ambos, pero si no se usa adecuadamente puede acarrear consecuencias irreversibles.

En todo caso, el uso del portabebés debe obedecer a una buena instrucción de los padres sobre su uso, para así poder acceder a los beneficios de este instrumento.

HAZ TU RESERVA EN 1 MINUTO

La crisis sanitaria ocasionada por el COVID 19, ha afectado la posibilidad de prestarle atención fisioterapéutica a las personas que han sufrido una lesión o q... [Seguir leyendo]
La fisioterapia se ha convertido en una etapa insustituible del entrenamiento que debe efectuarse para participar en un maratón. Ello se debe a que correr en este tipo de co... [Seguir leyendo]
Las lesiones en el cuerpo humano son una realidad y una constante que pueden ocurrir en cualquier momento. Bien si se realiza alguna actividad deportiva o si se camina por la ... [Seguir leyendo]
Los dolores de espalda son una de las dolencias más recurrentes que puede llegar a sentir cualquier persona a lo largo de su vida. En este sentido, la escoliosis se presenta... [Seguir leyendo]