Lunes, 24 febrero 2020

Cómo tratar de forma efectiva las lesiones si vives en Santander

Las lesiones en el cuerpo humano son una realidad y una constante que pueden ocurrir en cualquier momento. Bien si se realiza alguna actividad deportiva o si se camina por la calle, estamos expuestos a sufrir algún daño.

Por su parte, estos daños necesitan del correcto tratamiento según cómo se hayan originado, la magnitud de la lesión y el grado de dolor que estemos padeciendo. Una vez entendido lo anterior, veamos cuáles son las lesiones más comunes que puede sufrir una persona en Santander y su correspondiente tratamiento.

Tipos de lesiones

Al hablar de lesiones, principalmente hacemos referencia a enfermedades de tipo traumatológico. Dentro de las mismas podemos encontrar:

- Desgarres y contracturas musculares.

- Desgarramiento o lesiones de los ligamentos.

- Fracturas y fisuras en los huesos.

De igual manera, también podemos clasificar estas lesiones según la extremidad del cuerpo en la que se haya sufrido la lesión, como es el caso de las lesiones de hombros, rodillas, cervical, codo, muñeca, entre muchas otras.

Cada uno de estos padecimientos, si bien necesitan de tratamiento médico en una primera etapa, todo lo referente a la recuperación y disminución del dolor en el paciente corre por cuenta de un experto en fisioterapia que sea capaz de corregir el daño sufrido por la persona. A su vez, es necesario agregar que cada una de estas lesiones tendrá un tratamiento diferente, tal como veremos a continuación.

Tratamiento de lesiones en Santander. El RHCE 

Con independencia del tipo de lesiones que se sufra, el primer tratamiento al que se debe acudir es el RHCE (reposo, hielo, compresión y elevación), este método suele usarse principalmente como técnica deportiva, aunque también funciona como tratamiento para la mayoría de las lesiones.

El mismo consiste, en una primera etapa, colocar en reposo el área afectada. Así, con esta inmovilización, se tratará de evitar que el afectado realice algún movimiento que pueda dañar aún más la superficie del cuerpo que sufrió el daño. 

Por otro lado, se debe procurar colocar bolsas de hielo sobre la zona afectada por intervalos de cinco minutos, por un espacio de tiempo de 60 a 90 minutos. Con ello, se logrará reducir el dolor del paciente y se procurará bajar la inflamación.

En lo que se refiere a la compresión, la misma se dirige a aplicar presión sobre la zona que sufrió el daño para intentar evitar una inflamación mayor, a la vez que se intentará que no se produzca un edema que afecte todavía más el daño.

Por último, la elevación es intentar que la zona lesionada quede por encima de la posición del resto del cuerpo. En este caso, basta con una elevación de apenas algunos centímetros, lo cual ayudará a la irrigación sanguínea y a la disminución de la sensación de dolor por parte del lesionado.

Ahora bien, con independencia de aplicar el RHCE, se debe prestar atención al tipo de lesión específica para un tratamiento adecuado.

Lesiones por desgarres musculares

Se trata de estiramientos repentinos o rupturas que pueden llegar a sufrir un músculo o tendón, bien sea por una actividad deportiva, un movimiento inadecuado o incluso por levantar de forma incorrecta algún peso.

El tipo de daño sufrido se clasifica en grados que van del 1º al 3º grado. Cada uno de ellos con su propia intensidad de dolor. Así, el desgarre de 1º grado puede provocar sensibilidad y tensión sobre el área afectada, en tanto que el de 2º y 3º grado además causarán un fuerte dolor, acompañado de inflamación.

El tratamiento más recomendado para este tipo de lesiones es el reposo por cerca de 3 días, en los cuales se deberá observar si la inflamación y el dolor han cedido. Igualmente, además de la aplicación de hielo, se puede administrar al lesionado algún analgésico de venta libre. No obstante, si el dolor e inflamación siguen después de 5 días, se debe consultar al médico. 

En todo caso, la atención fisioterapéutica puede aplicarse en cualquier momento. A su vez, la misma ayudará no solo a reducir el dolor, sino también a acondicionar el músculo para que no vuelva a lesionarse.

Lesiones en los ligamentos

Los ligamentos están expuestos a daños por impactos, malos movimientos e incluso por inadecuadas posturas. Dentro de los tipos de lesiones más comunes que podemos encontrar sobre estos tejidos tenemos los esguinces, los cuales se clasifican en grados, según el tipo de daño sufrido. 

Los esguinces de 1º grado suponen un estiramiento indebido del ligamento o torción. Los mismos no requieren de atención médica, pero sí de tratamiento por parte de un fisioterapeuta, quien ayudará a reducir la inflamación y el dolor con diferentes métodos, pero, en especial, logrará dar el tratamiento indicado para evitar que la lesión vuelva a producirse.

En cuanto a los esguinces de 2º y 3º grado suponen una ruptura parcial o total del ligamento. Los mismos requieren de atención médica y la inmovilización del área afectada, tiempo después del cual también será necesario el acondicionamiento fisioterapéutico.

Lesiones por fracturas o fisuras en Santander 

En este último supuesto, encontramos las lesiones sobre los huesos. Las mismas pueden implicar desde ruptura parcial o total del hueso, hasta fisuras que afecten su estabilidad. Este tipo de lesiones siempre requerirá inmovilización inmediata, además de atención médica. 

Una vez culminado el período de inmovilización, también será necesario el correspondiente tratamiento fisioterapéutico para recobrar la movilidad de la zona afectada. Este tratamiento debe ser evaluado de forma individual por el profesional de la materia para lograr la mejor y más pronta recuperación.

Si tienes una lesión, estaremos encantados de atenderte en nuestra clínica de Fisioterapia en Santander. ¡Visítanos en FisioKarma!

HAZ TU RESERVA EN 1 MINUTO

La crisis sanitaria ocasionada por el COVID 19, ha afectado la posibilidad de prestarle atención fisioterapéutica a las personas que han sufrido una lesión o q... [Seguir leyendo]
Un bebé recién nacido es muy delicado e indefenso y, generalmente, a los padres primerizos les genera inseguridad cómo deben cargarlo. Sin embargo, su aparienc... [Seguir leyendo]
La fisioterapia se ha convertido en una etapa insustituible del entrenamiento que debe efectuarse para participar en un maratón. Ello se debe a que correr en este tipo de co... [Seguir leyendo]
Los dolores de espalda son una de las dolencias más recurrentes que puede llegar a sentir cualquier persona a lo largo de su vida. En este sentido, la escoliosis se presenta... [Seguir leyendo]